FANDOM


Capítulo 1Editar

Dormía plácidamente con el cuarto oscuro, tapada con mi edredón. Una voz interrumpió mi sueño:

-¡¡Louisa-Onee!! - Gritó Andy, mi hermano - ¡Despierta! -

Golpeaba la puerta fuertemente y yo di un suspiro de flojera. Se escuchó un grito de Aiko, mi mejor amiga y Andy enseguida bajó a ver que pasaba. Me dí la vuelta y me enrollé como una oruga con el edredón.  Era tan suavecito que me daba mas ganas de disfrutar mi plácido sueño, pero el idiota de Andy abrió la puerta de golpe y me lanzo un vaso de agua.

-¡Aah! Eres malo - Hice un puchero - Fuera de mi habitación chu ~ -

-Vamos Onee... - Andy dió un paso atrás - Si me llevas a la escuela, que es mi último dia, por favor... ¡Ademas! no te parabas -

-Está bien - Suspiré - Pero.... ¡No vuelvas a hacer eso! -

Me levanté echando a un lado el edredón, saqué a Andy de mi cuarto y me vestí con una camisa de  cuadros roja, unos jeans, tirantes colgando de los lados, y unos converse grises. Me peiné con una trenza de lado y me puse un gorrito beige.

Bajé las escaleras y estaban todos desayunando. Agarré mi cereal de chocolate y me senté en la mesa.

-¡Buenos días! - Sonreí - 

-¡Hola nee! - Aiko Esbozó una gran sonrisa -

Aiko era mas alta que yo, de pelo castaño oscuro y ojos marrones.

Andy también era mucho mas alto que yo... ¡¿Qué demonios?! soy muy bajita para tener 20 años, lo sé. Andy tiene el  pelo azul y los ojos justo igual que los mios solo que alrevez, el izquiero azul oscuro y el derecho turquesa.

Iggy bajó las escaleras sin quitar la vista de su libro. Le digo Iggy de apodo, pero se llama Arthur, Arthur Kirkland. No le gusta que el diga así en publico pero... no puedo evitarlo.

Diablos... el también es mucho mas alto que yo, si mal no recuerdo,  1,80... rubio ojos verdes. La verdad esto nunca se lo diré a nadie, él de verdad me gusta, nunca me atreveré a decirselo... ¿O sí? la cosa es que me gusta... y no soy valiente para decirle.

-¡Iggy!  Buenos días... - Sonreí -

-¡Baka! - Se dirigió rápidamente hacia mí - Dejaste anoche la puerta abierta... -

-Lo siento, Lo siento, ¡Lo sientooooo! - Lamente como loca - Me distraje... -

-¿Cuántas veces te dire que no me llames así en público? - Suspiró -

-Lo siento... - Dirigí la mirada hacia abajo -

-No te pongas así... - Se sentó a mi lado - 

-Que va... - Recogí mi plato -

Agarré una tijera que estaba en la mesa y empecé a jugar con ella, Iggy miraba la tijera como diciéndome: Te vas a cortar, Te vas a cortar baka

Andy intentó quitármela la eché hacia atrás y puff... le corte medio flequillo a Iggy, la cara que puso era muy graciosa.

-¡Q-q-qué has hecho baka! - Me regañó - 

-Lo siento - Puse la tijera en la mesa - ¿Me perdonas? -

-Baka... - Miró a otro sitio - Está bien... -

-Gracias - Me sonrojé un poco - chu~ -

Conozco a Iggy desde último año, nos conocimos en un gran instituto, fué de la manera mas loca, les cuento:

Todo empezó cuando Akane quería ir a esa gran escuela.

-¡Louisa! Louisa... - Me agarró del brazo - ¡Vamos a ese instituto! esta repleto de chicos lindos... ¡Vamos vamos! -

A la final me obligó a ir, yo quería quedarme en mi escuela normal , pero no, según ella, conseguiremos novio en ese instituto, y a mi no me importa chu~... Digamos que Akane dice que soy Moe, soy bajita y bueno.. según ella de pechos grandes... mi pelo es muy largo, lo cuido un montón, me llega mas abajo de las rodillas.

Akane es mal alta que yo, pero es plana rubia y de ojos morados. El instituto era ENORME, bellísimo. A Akane de genio se le ocurrió dejarme sola. y me quedé sentada en las escaleras comiendo mi desayuno y una voz me llamó la atención.

-¡Oye tú! - Dijo una voz masculina -

Volteé y era Iggy.

-Emm... Hola(? - Saludé -

-¿Eres nueva? - Preguntó -

Asentí con la cabeza tímidamente.

-Soy el presidente estudiantil - Se dirigió hacia mí -

Me miró fijamente por unos segundos.

-¿Qué haces? - Dudé -

-Déjame informarte que ahora soy tu jefe - Sacó un collar de perro y me puso - 

-¿Huh? Bueno... - Rasqué mi cabeza - Chu~ -

-Eso no me lo esperaba... - Respondió - Bueno, después de clases a la biblioteca, no llegues tarde -

Se alejó. Nunca entendí que fué eso, Akane volvió emocionada o yo me quedé mirando al cielo como una baka. 

-Louisa - Se acercó a mí - ¡¿Y ese collar de perro?! -

-Etto... - Jugué con mis dedos - No sé, un chico me lo puso y luego se fué...-

-No me digas que... - Dijo Akane misteriosa - ¡El presidente estudiantil! Es malo... -

-¿Huh? - Dudé -

-Se dice que es mandón y se apodera de los nuevos más débiles - Explicó -

-¿Qué? - Miré al cielo -

-Así como escuchaste... - Miró el collar de perro de cerca - Déjame quitarte eso... -

-Em.. okay... - Acepté -

Me quitó el collar y yo sin enterarme de nada... Rayos... ¿Sería verdad lo que dijo de ese chico?.

-Vamos a clase, Lou - Me llevó del brazo -

Me senté justo al lado de la ventana y saqué mis cosas. Las clases pasaron largas y aburridas, cuando el timbre sonó recogí mis cosas y Akane me esperaba a mi lado.

-¡Vamos Lou! - Dijo a lo Genki Girl -

-Gomene... - Puse mi pelo detrás de la oreja - Tengo que ir ... -

-Ese bastando mandón - Dijo con rabia -

-Que mas da - Salí de la clase - Nos vemos más tarde supongo... -

Caminé por el gran instituto y ví el cartelito <>  entré viendo todo curiosamente.

-Llegas tarde - Escuché a Iggy -

-P-pero.. por un minu... - Me puse testaruda -

-Silencio - Dijo Mandón -

Señaló un cartel gindado de la pared:

Sigue mis ordénes

No quejarse de la comida

Llamarme Sama

-No parece difícil - Sonreí despreocupadamente -

La verdad, no, como cualquier cosa... amo comer así que... ¡No hay problema alguno! Iggy me miró extrañado.

-¡Kyaaah! - Akane apareció de la nada y se le gindó a Iggy de la espalda - ¡Dejala ir estúpido cejón! -

Se libró fácilmente de ella y la echó a un lado.

- No puedes hacer nada - Se cruzó de brazos -

-Vamos Lou, Sabes artes marciales perfectamente ¡Pegale! ¡Rompele la nariz! - Gritó Akane -

Negué con la cabeza.

-Pues ahora que viniste, ¡Te quedas! - Dijo Iggy enojado -

Akane hizo un puchero y se sentó en la silla junto comigo.

-¿En que son buenas? - Preguntó Iggy -

-Emm... solo se dibujar, cantar, tocar el piano, y.. pues artes marciales - Respondí -

-En leer shojo manga, coleccionar cosas kawaiis y... emm... fotografía - Dijo Akane enojada -

-¿Enserio? - Se dió un facepalm - 

-Eres un pesado... - Akane se cruzó de brazos -

-Akane... - La regañé - 

Me hizo un puchero.

En fin, todos los santos días después de escuela teníamos que ir. Cuando nos sirvieron la comida Akane se quedo en shock.

-¡¡no voy a comer esto cejudo!! - Echó el palto a un lado -

Yo comía de lo más normal, para todos estaba mala excepto para mí, me da igual, es comida chu~ ...

-¡No te quejes fastidiosa! - Le gritó a lo tsundere - ¡¡Haz como tu amiga que no se queja!! -

-Ella come de todo, asi que no le importa - Gruñó -

-Ya, Akane por favor - Me harté - ¡Chu! -

-Louisa, todos sabemos que comes cualquier cosa - Exigió Akane -

-Emmm... bueno sí... - Me quedé callada -

Akane siguió toda la hora quejándose, hasta volver a casa.

-Dios, que pesadito... - Suspiró Akane - No pudimos ver chicos lindos hoy... -

-Cálmate, además, ¡Me obligaste! - Dije como niña pequeña - chu~ -

Los días se repetían y era la misma rutina: Akane se quejaba, nos mandaba trabajo y nos íbamos a casa. Decidí entrar al club de música, y de hecho me inscribí, compré un teclado mejor y bueno, digamos que era pesadísimo... oh, shit... Lo cargué por todo el instituto arrastrándolo y todo el mundo se me quedaba mirando.